¿Cómo elegir el mejor Máster MBA para ti?

En la actualidad, uno de los programas de postgrado que mayor interés y oportunidades laborales despiertan es el Máster in Business Administration o Máster en Dirección y Administración de empresas. Sin embargo, este MBA (así es como comúnmente se le conoce) requiere mucho tiempo de dedicación, y también un importante desembolso económico. Por ello, a la hora de elegir un Máster MBA y la Escuela de Negocios o Universidad donde llevarlo a cabo, es necesario considerar diferentes aspectos no sólo relativos al programa en sí mismo, si no también al tiempo que le vas a poder dedicar, a los objetivos que persigues o escoger el momento oportuno, entre otros.

Oliver Ashby, director de Admisiones de la London Business School (LBS), señala que una de las claves reside en indagar dónde se han formado los grandes directivos de la industria en la que tú deseas desarrollar tu profesión, así como entrar en contacto con antiguos alumnos.

Por otra parte, José Ramón Pin, profesor de la Escuela de Negocios IESE (la séptima mejor escuela de negocios del mundo según Financial Times), recomienda cursar los estudios de Máster MBA cuando se den “las mejores circunstancias personales y profesionales”. Por ejemplo, los programas “executive” suelen ser la opción para mayor de 35 años que ya cuentan con una trayectoria profesional importante, mientras que el programa tradicional está más dirigido a recién titulados con nula o poca experiencia. Aun así, ambas opciones precisarán de una intensa dedicación que, en ocasiones, deberá ser compaginada con las propias responsabilidades profesionales y también personales.

Y al respecto de los famosos rankings que de forma periódica elaboran prestigiosos medios y entidades de carácter económico – financiero, Oliver Ashby declara que constituyen herramientas de gran utilidad para establecer comparaciones sobre diferentes factores como el nivel salarial de los titulados, el tiempo que tardan en encontrar su primer empleo, la calidad del profesorado, la diversidad de los estudiantes, etcétera. Sin embargo, no son la panacea dado que estos rankings son incapaces de medir y valorar aspectos “intangibles” que resultan tan trascendentales en la formación de los futuros profesionales. Así, Ashby recomienda algo tan sencillo, y a la vez eficaz, como “visitar el campus y sentir la atmósfera del lugar para evaluar si uno estaría a gusto allí”

Por otra parte, Ángel Cabrera, presidente de la Universidad George Mason de Virginia (Estados Unidos), indica que otra de las claves radica en tener muy presente cuál es nuestro objetivo final, y escoger un programa MBA y un centro acorde a este objetivo. “Cada uno ha de preguntarse qué carrera querría tener. Cada escuela es fuerte en unas cosas, tiene una presencia física en una determinada región y ofrece una red social determinada”.

Existen otros muchos factores determinantes para elegir el MBA más adecuado pero lo que resulta evidente es que no sólo el precio puede condicionar tu decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *