Ventajas del uso de BIM y de Revit en la actividad profesional

Muchas empresas y muchos profesionales ya utilizan Revit BIM en su día a día y se aprovechan de esta genial herramienta para el desarrollo de proyectos de arquitectura, modelado de información de construcción, desarrollo de estructuras y otra serie de trabajos o tareas para los que BIM y Revit se convierte en la herramienta ideal y la más indicada, así como la favorita del mercado y de las empresas, habiendo llegado a posicionarse como la número uno del mercado internacional. Sin embargo, algunas personas, profesionales o no, cuestionan su utilidad o se preguntan si realmente resulta conveniente y aconsejable formarse en ella o no, por lo que buscan la información que les diga cuáles son las ventajas de un programa y un software como este desarrollado por Autodesk y de qué sirve realmente a la hora de trabajar.

Para responder a esta pregunta y englobar las diferentes ventajas que encontramos tanto en el sistema o la metodología BIM como en el programa de software Revit, vamos, en primer lugar, a definir qué son y para qué se utilizan, y en segundo lugar a comprobar sus ventajas y la oportunidad que resulta para el mercado profesional y para los estudiantes o candidatos a un puesto de empleo a la hora de presentar su curriculum o presentarse a una entrevista de trabajo. Revit y BIM son más importantes de lo que muchos pueden pensar, hasta el punto de ser algo básico e imprescindible para muchas empresas. Veámoslo a continuación.

¿Qué es BIM? 

BIM es el sistema o la metodología desarrollada para el modelado de información de construcción y para la creación en digital de figuras, estructuras, edificios y otra serie de creaciones de índole arquitectónico o destinado a ingenieros, mecánicos, técnicos de empresas eléctricas y de energía, etc. Con este modelado podemos conseguir figuras y representaciones de lo que posteriormente veremos en la vida real y lo que, en el caso de los arquitectos y los diseñadores de arquitectura, pasaremos a construir. Así, BIM es el pilar fundamental del que se valen muchas aplicaciones y muchos programas de software que ahora triunfan en las empresas y logran ser la herramienta favorita de los profesionales.

Sus siglas significan, como ya hemos mencionado, en español modelado de información de construcción, aunque el nombre “BIM” pertenece a la definición en inglés. Y, como hemos dicho, puesto que las aplicaciones y los programas parten de la base que presenta BIM y de su metodología para construir sus herramientas y sus funciones que son las que emplean los trabajadores y las empresas para sus proyectos, sobra decir que BIM es el sistema con el que funciona la ya conocida Revit, de la que procedemos a hablar más abajo, antes de comentar las ventajas que tienen ambos para el mercado y para la actividad profesional hoy en día.

¿Qué es Revit y para qué se usa? 

Revit es una herramienta digital o un programa de software desarrollado por la empresa Autodesk, por lo que es frecuente encontrar el nombre del programa como Autodesk Revit, en lugar de únicamente le nombre que aparece en este título. Este software va destinado, como no podría ser de otra manera, a un mercado profesional y a una serie de usuarios que trabajan para empresas o que emplean la habilidad y la utilidad de dicho software para trabajar de cara al mercado profesional, como empleados o como trabajadores por cuenta propia, es decir, autónomos. Revit ha sido desarrollada y actualizada durante años para añadirle funciones y adaptarla al mercado cambiante y a las nuevas habilidades y ventajas de los ordenadores y de internet, así como de las empresas y de los equipos de trabajo.

Por supuesto, Autodesk Revit utiliza la metodología que hemos explicado y el sistema BIM para el modelado de información de construcción y para los diferentes proyectos que puedan realizar los ingenieros, arquitectos, diseñadores profesionales, mecánicos, técnicos y demás sectores o ámbitos del mercado que requieran de una herramienta como esta. El modelado de información se realiza en formato 3D para un control más preciso y una evaluación más completa, que nos permita ver la construcción desde todos los puntos de vista y todos los ángulos, para controlar cada elemento y toda la información o todas las propiedades que se puedan incluir en dicha figura. Es así como se consiguen los buenos resultados, gracias a las facilidades que nos da Revit y BIM para evaluar y analizar la figura y poder corregir errores y fallos, realizar cambios deseados por el cliente o la empresa, etc. Todo ello es posible antes de la finalización de la obra o incluso de su inicio, por lo que resulta muy útil.

Por todo ello, aunque lo veremos más tarde en lo que respecta a las ventajas de Revit y BIM, podemos comentar que es muy útil para el trabajo en equipo, para su análisis y su evaluación, como hemos mencionado, para su revisión o  presentación al cliente y a la empresa que demande tal obra, etc. Pero no comentemos ahora todas las ventajas. Procedemos a verlas más en profundidad a continuación.

Ventajas de Revit como herramienta de BIM 

Entre todas las ventajas y las características profesionales que nos ofrece este software de Autodesk, podemos empezar comentando los que ya hemos mencionado y que se convierten en algunas de las funciones favoritas de los profesionales y los empleados. En primer lugar, debemos saber que el formato en 3 dimensiones de Revit y de los proyectos realizados con esta herramienta es una facilidad y una ventaja frente a los métodos tradicionales, los planos a papel y los dibujos o los bocetos de la estructura o el edificio. Y es que, en Revit es como si pudiéramos ver una representación de la obra de la forma más real posible, lo que viene muy bien no solo a la hora de presentar ese proyecto al cliente para que este pueda ver si es lo que desea y lo que está pidiendo o para que cambie ciertos elementos y proponga la modificación de algunos aspectos de la obra. También sirve para evaluar y corregir los problemas, los fallos, las faltas que percibamos y mucho más. Es decir, que Revit y BIM nos dan toda una experiencia nueva a la hora de trabajar con estructuras y con información de modelado de construcción, que es lo que se necesitaba en las empresas.

Otra de las ventajas que podemos comentar es la facilidad para trabajar en equipos de trabajo y sincronizar el archivo o la construcción, para que los cambios queden automáticamente reflejados en la obra y sea más fácil trabajar con ella. Además el conocimiento de la obra en trabajo en conjunto y en red compartida es una ventaja que las empresas no han dejado de demandar y que se ha ido extendiendo a todo tipo de software y herramientas profesionales, entre las que no podía faltar Autodesk Revit.

BIM y Revit unifican todos los modelos de representación y todas las herramientas y los elementos que rodean a una obra o un objeto de construcción. Es decir, que todo cuanto podemos desear realizar con la obra y el proyecto podemos hacerlo dentro del formato BIM, lo que nos facilita su edición y su exportación o su presentación a la hora de finalizar el proyecto. Incluso de forma posterior a la finalización del objeto de construcción por el profesional, podrá seguir editando el archivo o añadiendo cambios y modificaciones, por lo que es una ventaja destacada e importante que no podemos olvidar ni dejar de lado.

La ventaja de Revit y BIM en el mercado profesional 

Como vemos en el Master de Autodesk Revit BIM, la forma en que se utiliza el sistema de modelado de información de construcción y cuáles son las ventajas que aporta a los profesionales y los estudiantes que se han formado en ella para emplearla a la hora de trabajar en una empresa o en un puesto laboral dentro del mercado. Ahora bien, ¿realmente es útil Revit en el mercado? No cabe duda de que es muy útil y que, tanto este como otros programas que se valen de BIM para su funcionamiento y su uso, ha logrado dominar el mercado y, en el caso de Revit, conseguir la posición dominante como programa número uno entre los profesionales a nivel internacional, que no todas las opciones de software pueden decir lo mismo. ¿Podríamos vivir a día de hoy sin aplicaciones con BIM? No. El mercado profesional las necesita y requiere de ellas casi al 100% para su trabajo.

Si bien hay empresas y profesionales que aún no han dado el paso a lo digital y que siguen con los medios tradicionales, esto no es posible para un futuro próximo, no solo por la fuerte competencia que podamos encontrar en el mercado sino por las facilidades, el ahorro de problemas, tiempo y recursos y las ventajas que hemos comentado. Sin la digitalización y las aportaciones que Autodesk Revit o programas similares nos aportan a la hora de trabajar con el modelado de información de construcción (BIM) no podríamos realizar todo esto y estaríamos ante un gran problema y una vuelta a los métodos clásicos y tediosos, llenos de errores y problemas, así como más largos y que requieren de un trabajo y una dedicación mayor.

Por todo ello, por su utilidad para el mercado profesional, por sus ventajas que hemos comentado y por la facilidad y los avances que supone, es imprescindible para el trabajo y una gran oportunidad para quienes la dominan y la emplean día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *